martes, 7 de enero de 2014

Roballizas en la desembocadura del Nalón

La pasada noche, víspera de Reyes, nos acercamos a ver a dos amigos que estaban pescando en San Esteban de Pravia: Pedro y su colega "Tineo", incansable compañero de pesca y gran aficionado a este tipo de practica.


Pedro estaba con la Cinnetic de dos tramos 3,30 con carrete Shimano Biomaster 5000 y Tineo con la Cinnetic de tres tramos 3,60 y carrete Technium 5000.  
En cuanto a los carretes, en este caso Pedro estaba con uno de 5000  pero incluso un 6000 iría bien ya que son carretes potentes para poder estar arrastrando plomos de 45,60 y hasta 90 gramos en función de la corriente del río. Estos plomos van a la línea con una grapa para poder sustituirlos rápido según las corrientes, tal y como se puede apreciar en la foto. El final de línea utilizan nylon invisible (fluorocarbono) resistente para poder aguantar alguna captura importante.


Como reclamo utilizan subiendo la marea, la angulina y en marea baja siempre recomendable llungarón .

La pleamar era a las 7:52 de la madrugada por lo que no tenían esperanzas en sentir alguna picada a esa hora. Las mejores horas para la pesca de la roballiza en esta zona son dos horas antes del repunte y la hora siguiente de bajada aunque no existe nada escrito al respecto.


La noche fue larga aguantando hasta las 6 de la madrugada. Lograron dos capturas aunque una de ellas tuvo que ser devuelta al agua ya que no daba la talla mínima requerida.